Segundo paso: El Plan de Empresa

Hola a tod@s.

Esto va viento en popa y a toda vela. Si ya tienes la idea de tu negocio lo que a continuación hay que hacer es lo siguiente. Bueno, primero haz esto, asegúrate de no contar a ningún listillo que tienes una gallina que pone huevos de oro. No, al menos, hasta que los ponga. Es un rollito chi pero funciona, asegúrate de no perder energías contando tu proyecto y canalízala en su ejecución. Yo lo intento y me va bien, aunque todo depende de tu estado anímico y las cervezas al sol que tomes para dar rienda suelta a la sin hueso. Aún así, es un bien ejercicio de autocontrol. Inténtalo al menos.

La elección del tipo de negocio. Ahí está la madre del cordero. Elegir bien el tipo de empresa informativa. No, no voy a darte yo la solución a tu estado de JAST. Dije en mi primera entrada que esto te serviría de guía, no de solución a tu falta de capital, eso dependerá de ti y de tu constancia, como ya te avisé.

La elección del tipo de negocio informativo a poner en marcha es el punto de partida de todo proyecto empresarial. Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por un negocio en concreto. Puede estar determinado por factores como oportunidades de negocio en mercados poco abastecidos (nueva creación o alto potencial de crecimiento), conocimientos técnicos sobre mercados, sectores o negocios concretos o simplicidad del negocio. Cada vez creo más en la tercera opción. Una vez me lo confesó mi padre, hombre culto e instruido, amante de la lectura, me dijo “hijo mío en la simplicidad está el éxito. Está a la vista de todos pero son pocos los que se paran a observarlo”. Qué razón tenía, sabias palabras, un beso para ti padre si lees este blog.

Mi consejo si quieres empezar es que omitas negocios que exijan un alto nivel técnico o económico. Ya tendrás tiempo para emprender una odisea empresarial. Pero todas las casas, y ser emprendedor de la comunicación lo es, empiezan por los cimientos. Pero insisto una vez más, es el consejo del que escribe, cada uno, si se ve capacitado, haga lo que considere oportuno.

Una vez definida la idea y antes de entrar en el análisis del Plan de Empresa conviene que te plantees 4 preguntas básicas como promotor de tu negocio. Estas son:

¿Es viable técnicamente? ¿Y desde el punto de vista económico? ¿Reúno las condiciones para poder acometerlo? ¿La rentabilidad justifica los esfuerzos necesarios para ponerlo en marcha?

Mi consejo después de haber errado más de lo que me gustaría confesar es tener ilusión, confianza, saber elegir a los colaboradores, tener iniciativa, espíritu innovador y asumir riesgos en su justa medida.

Realizada las preguntas internas y cargados de energía e ilusión, todo ello bajo el más estricto secreto y contención, realizamos el Plan de Empresa ¿Qué es el Plan de Empresa? No seas impaciente, ahora te lo explico.

El PE (Plan de Empresa) es el documento en el que se va a reflejar el contenido del proyecto empresarial que se pretende poner en marcha, y que abarcará desde la definición de la idea a desarrollar hasta la forma concreta de llevarla a la práctica. Es, por tanto, una herramienta básica para poder hacer un seguimiento del desarrollo de la actividad empresarial, analizando y comparando previsiones, y resultados.

También sirve como tarjeta de presentación del proyecto empresarial ante entidades financieras, instituciones o posibles socios, para solicitar cualquier tipo de colaboración, ayuda o apoyo financiero, poniendo además de manifiesto el rigor y la profesionalidad de tu proyecto.

Un posible esquema de un Plan de Empresa Informativa que he encontrado buscando por la web sería el siguiente:

1.-Objetivos del proyecto empresarial y presentación de los promotores

  • Definición de las características generales del proyecto.
  • Resumen del proyecto: inversión total, recursos propios y ajenos, proyección de ventas, resultados estimados, localización…
  •  Formación y experiencia empresarial del promotor, en tu caso, o promotores.

2.-La actividad de la empresa: el producto o el servicio

  • Definición de las características del producto o servicio que es objeto de la actividad de la empresa
  • Mercado al que va dirigido y necesidades que cubre
  • Características diferenciadoras respecto de los productos o servicios de la competencia
  • Normas que regulan la fabricación o comercialización del producto o la prestación del servicio
  • Protección jurídica

3.-El mercado

  • Definición del mercado al que se dirigirá el producto o el servicio: dimensión, localización, consumo, estructura, tipo de clientes, mercado real y mercado potencial
  • Previsiones de evolución del mercado
  • La competencia: identificación de las empresas competidoras, características de las misma, posición en el mercado, ventajas e inconvenientes del producto o servicio con los de la competencia, reacción de ésta ante la entrada de la nueva empresa en el mercado…
  • Participación prevista en el mercado

4.-La comercialización

  • Presentación del producto o servicio
  • Determinación del precio de venta
  • Penetración en el mercado; canales de distribución, red comercial…
  • Acciones de promoción; publicidad, catálogos, descuentos…
  • Previsión de ventas
  • Garantías, servicio técnico, servicio post-venta…

5.-La producción

  • Determinación del proceso de fabricación
  • Selección de instalaciones y equipos necesarios
  • Aprovisionamiento; materias primas, proveedores, suministros básicos…
  • Gestión de stocks, materias primas, productos intermedios…
  • Control de calidad

6.-Localización

  • Criterios de localización
  • Terrenos, edificios e instalaciones
  • Comunicaciones e infraestructura
  • Ayudas públicas para localización

7.-Las personas

  • Puestos de trabajo a crear
  • Distribución por categorías y asignación de responsabilidades
  • Perfiles de las personas a contratar; conocimientos, experiencia…
  • Selección del personal
  • Formas de contratación
  • Previsiones de crecimiento del empleo

8.-La financiación

  • Necesidades económicas del proyecto; recursos propios y ajenos, ayudas públicas…
  • Identificación y selección de fuentes de financiación; banca oficial, banca privada, sociedades de leasing…
  • Plan financiero; proyecto de inversiones, previsión de tesorería, cuenta de resultados previsional, balance previsional…
  • Rentabilidad del proyecto

9.-Aspectos formales del proyecto

  • Elección de la forma jurídica
  • Trámites administrativos a realizar
  • Obligaciones de la empresa; contables, fiscales, laborales….

Como ves, si desarrollas el Plan de Empresa de tu gallina, ésta adquiere más peso y relevancia ante posibles clientes y colaboradores. Es dar forma a tu idea, no dejando al azar el más mínimo detalle. Es dificultoso, sobre todo si es tu primera vez, casi todas las primeras veces lo son al menos que tengas un don, pero necesario para triunfar o aprender a hacerlo. No hay mejor maestro que equivocarse muchas veces.

Bueno, éste quizás es uno de los aspectos más tediosos en la elaboración de nuestro negocio, sobre todo si no vienes del mundo de la economía pero no desanimes, a partir de aquí comienza la aventura. Tu hazaña empresarial. Nadie dijo que fuera fácil. Te espero en mi siguiente entrada. Hasta pronto…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PLAN DE EMPRESA y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s